La importancia de una visión positiva!

Escuche el otro día al pastor Joel Austin decir: Dime lo que piensa y le diré su futuro. Esto es tan veridico en nuestras vidas, lo que pensamos es exacto lo que atraemos..


Dígame qué imagen tiene de sí mismo y le diré su futuro. En definitiva todo lo que usted piensa y cree está completamente conectado con su futuro, si no se visualiza haciendo algo es muy probable que no lo logre.

En el caso de las personas con visión negativa, aquellos que no creen ser capaces de alcanzar logros significativos, son muy propensos a atraer más de esos fracasos. Por ejemplo, si tienen crisis en su matrimonio piensan en el divorcio, si atraviesan por una mala racha financiera piensan en llevar su negocio a la bancarrota, entonces esa visión negativa es la que probablemente se materialice si no cambian a tiempo su mentalidad.

La imaginación es la que forja de todo aquello que en cuestión de tiempo se hará realidad en nuestra vida, por eso hay que ser cuidadoso y tratar de colocar sólo imágenes buenas.  Si usted comienza a verse logrando sus objetivos con una actitud triunfadora, al recrear cada detalle en su mente estará abriendo con su fe los caminos que le lleven a vivir exactamente eso que usted viene imaginando.

La visión que usted tiene de sí mismo es mucho más importante y trascendental de los que los demás puedan pensar de usted, su fe y positivismo podrán llevar a alcanzar todo aquello que usted sueña.

Es fascinante saber que cualquier persona puede cambiar no sólo su vida con el poder de sus pensamientos sino también cambiar el mundo entero.

No importa a qué te dediques piensa en grande y triunfarás. Pensar en grande es el mecanismo que impulsa que logre lo que usted espera de la vida.

Tenga en consideración que estableciendo metas importantes lo hará salir de lo común y corriente, y lo liberará de una vida mecánica sin brillo ni aspiraciones.

Decida a dar ese paso, de ser una persona normal a ser alguien importante. Algunas veces cuesta armarse de valor y pensar en grande, esto sucede por los miedos que nos atacan constantemente. Hay quienes creen que no pueden lograr algo extraordinario, otros no saben cómo hacerlo, se resisten a imaginarse a ellos mismos triunfando, e incluso algunos opinan que no es correcto.

Por otra parte, los medios de información nos hacen pensar que los grandes éxitos están reservados sólo para los ricos y famosos… Permítame decirle que no es cierto.

Pensar en grande es una actitud, piense en grande para todo lo que haga en su vida cotidiana, en su trabajo, familia, finanzas, amigos, negocios ¡en todo! Siempre piense en que obtendrá todo y que merece todo con calidad de primera clase. Al asumir esta actitud creará un mundo extraordinario no sólo para usted, sino también para sus seres queridos y quienes le rodean.

Ahora que sabe que usted mismo es quien determina a través de su mentalidad el desenlace de su vida, entonces no se limite. Hable siempre de sus sueños, no tenga miedo de hablar fuerte y claro, crea y visualice a su persona como un ser con influencia y poder.

Sin duda en el ejercicio de la visualización la autoestima juega un papel muy importante, no sólo para pensar que usted merece lo mejor sino también para contar con la seguridad necesaria al enfrentar obstáculos que se puedan presentar, siempre firme creyendo que usted puede lograr absolutamente todo lo que se proponga.

Walt Disney

Seguramente usted ha escuchado el nombre de Walt Disney a través del mundo del cine, los majestuosos parques temáticos y la gran variedad de artículos a la venta bajo su nombre, pero quizás desconozca que este personaje ha sido uno de los más visionarios de la historia.

A principios del siglo XX, en la ciudad de Chicago, Walt Disney nació y se crió en una hacienda. A la temprana edad de diez años comenzó a dibujar caricaturas las cuales ofrecía a su barbero a cambio de un corte de cabello, pero su afición al dibujo no quedó ahí pues se dispuso a tomar algunas clases en la Academia de Bellas Artes de su ciudad natal.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Walt Disney tuvo que darle un receso a su actividad como dibujante y sirvió como voluntario a la Cruz Roja. Al finalizar esta etapa Disney regresó con la firme convicción de abrir su propio negocio, luego de trabajar arduamente y hacer múltiples sacrificios logró abrir su propio negocio… sin embargo, fracasó al poco tiempo.

Afortunadamente fracasar en el primer intentó no fue motivo para que Walt Disney desistiera de sus sueños, así que en 1923, junto a su hermano, fundó un estudio de cine en Holywood donde posteriormente creó al famoso ratón Mickey, y otros personajes como el conocido pato Donald, Pluto y Tribilín. Al transcurrir de los años, presentó ante el mundo el primer largometraje animado Blanca Nieves y convirtió en personajes de carne y huesos a varias de sus caricaturas.

Pero la visión de Walt Disney era aún más amplia, soñaba con construir un inmenso parque de diversiones en California y llamarlo Disneyland. La determinación de este visionario hizo que a mediados de los años cincuenta consiguiera el financiamiento para desarrollar  su ambicioso plan y en 1971 su sueño se hizo realidad.

Miles de hectáreas de tierra sirvieron para edificar Walt Disney World en Florida, ofreciendo empleos y diversión a millones de personas hasta ahora.  A pesar de que Disney ya había fallecido al momento de inaugurar su monumental sueño, su sobrino declaró a la prensa que no le daba tristeza este hecho pues “él –Walt Disney- fue el primero en verlo todo”.

Pinte su propio destino

Tenga en cuenta que la imaginación no es ni buena ni mala, es como un lienzo en blanco en donde usted puede soltar libremente su imaginación, pensamientos y actitudes labrar su propio destino. No permita que alguien más pinte en su lienzo, no permita tampoco que la duda o el miedo manchen su lienzo, asegúrese de utilizar el pincel de la fe, la brocha de la esperanza y comience la elaboración de un paisaje próspero y lleno de abundancia para sí mismo.

La clase de imágenes que tenga en su mente determinarán su futuro. Alguien me dijo un día “dime tu visión y te diré tu futuro”, tal cual, si quiere cambiar su vida, debe comenzar cambiando las fotografías que tiene en su mente, cambie lo que está viendo. Deje de lado las viejas imágenes de lo que es y  comience a verse como un triunfador lleno de luz, fe y esperanza.

No importa por cuantas dificultades esté atravesando ahora, simplemente enfóquese en mirarse a usted mismo como la persona que sueña ser, véase con los ojos de la fe.

Tómese al menos cinco diarios para visualizar una bonita realidad, lo que usted realmente desea. Por ejemplo, si quiere que su negocio prospere, imagine más clientes tocando a su puerta, si está enfermo, concéntrese en verse sano, caminando sin dolores, ni achaques.

Es increíble lo que podemos lograr si pudiésemos mantener una imagen en nuestra mente y tener esa imagen dentro. No dude jamás de su capacidad, usted puede, reconstruya su imagen y comience un nuevo futuro.

Mantenga una imagen positiva, tenga fe en vencer cada obstáculo, y le aseguro que Dios le bendecirá para que alcance todos sus sueños.

Dime con quién andas y te diré quien ere!

Es muy importante que nos juntemos de gente positiva, gente visionaria, gente noble, gente sincera.

En el ambiente donde usted se desarrolle determinara su destino.


301 SECRETOS PARA PAGAR MENOS IMPUESTOS
LIBRO GRATIS
Respetamos Su Privacidad

Deja un comentario