De donde viene Henry Aldana

301 SECRETOS PARA PAGAR MENOS IMPUESTOS
LIBRO GRATIS
Respetamos Su Privacidad

One thought on “De donde viene Henry Aldana

  1. Henry O. Aldana nació y se crió en El Salvador hasta la temprana edad de trece años cuando, un mes de Junio de 1981, emigró con sus padres a los Estados Unidos, país que le abrió las puertas a una vida llena de pasión, acción, fracasos y éxito.
    A pesar de que Henry llegó a Norteamérica sin hablar inglés, sus ganas de sobresalir a base de esfuerzo y dedicación lo llevó a estudiar, trabajar, y a buscar la sabiduría en todo aquello que le rodeaba.

    Su constancia lo llevó a graduarse en la secundaria de T.C. Williams High School en Alexandria, Virginia, donde además de practicar deportes como el baseball y la natación, acumuló créditos escolares, gracias al programa Marketing Co-Ed, trabajando en Burlington Coat Factory.

    En búsqueda de una mejor preparación académica, Aldana comenzó sus estudios universitarios en Montgomery College, donde se destacó como fundador del primer club de estudiantes hispanos del instituto. En esta época de estudios su tiempo era limitado debido a que estudiaba seis horas en las mañanas en Rockville Maryland, y a una distancia considerable –en Alexandria, Virginia- trabajaba en la tardes ocho horas para la aerolínea Pan Am.

    A sabiendas de que su tiempo para repasar las lecciones era limitado, Henry decidió grabar sus clases y escucharlas en su auto, una y otra vez, mientras manejaba hacia su trabajo, fue así como una mini grabadora y el reprucductor de cassettes se convirtieron en una universidad sobre ruedas, una gran ayuda para lograr su tan anhelado éxito estudiantil.

    En 1991, cuando Pan Am se declaró en bancarrota, fue el momento de comenzar un nuevo capítulo profesional en Capital Bank, aquí Aldana conoció a Steven Ashman -Presidente de la institución bancaria- quien además de convertise en su mentor, autorizó al banco que pagará sus estudios universitarios. Henry Aldana se graduó con honores en el American Institute of Banking con una especialidad en Contabilidad bancaria y en La Universidad de Maryland donde obtuvo un título de Contador Púbico. Steven y su esposa Shari Ashman fueron los que lo motivaron a comenzar su práctica privada de la contabilidad.
    Otra persona que ha motivado a Henry Aldana fue su dentista el Dr. Daniel Reardon.

    De este mentor Aldana expresó lo siguiente: Él me ayudó a descubrir mi potencial humano, los talentos escondidos y pude definir mis sueños y darme cuenta que podía lograr cualquier meta que me propusiera. El Doctor Reardon me hizo las preguntas que nadie me había hecho: ¿Dónde quería estar en diez años? ¿Cuánto dinero quería ganar? ¿Dónde me gustaría vivir? ¿Cuándo me iba a jubilar? ¿Si me gustaría escribir un libro? ¿Dónde me gustaría viajar? Entre otras tantas preguntas que me hicieron despertar. Reardon y los Ashmans hicieron de mi un individuo con mucha autoestima y sin miedo al fracaso.

    En Octubre de 1998, Henry Aldana fue uno de los fundadores de la Cámara Comercio Hispana del condado de Montgomery, de la cual fue su primer Presidente. Su participación a través de la misma fue fundamental en la creación del Instituto Hispano de Negocios de Montgomery College.

    En el año 2001, Henry Aldana fue reconocido como Contador del año a nivel local, regional, y también a nivel nacional cuando la administración de pequeños negocios le otorgó una placa conmemorativa en una emotiva ceremonia en la Casa Blanca.

    Aldana ha sido Instructor de varias instituciones, y ha ofrecido cursos de desarrollo empresarial en toda el área Metropolitana de Washington, DC.

    Actualmente Henry Aldana se destaca como profesional y personalidad pública. Es presentador del programa radial Triunfando en los Negocios, es autor de la serie de seminarios motivacionales en español para instruir e inspirar a empresarios hispanos también llamado Triunfando en los Negocios, además escribe artículos para diferentes publicaciones en español e inglés, y ahora se revela como autor con El arte de resurgir.

Deja un comentario